Porsche 956 Canon – Tamiya 1/24 (XV)

Me he dado un parón en el scratching, y me he decidido a usar el aerógrafo un poco, que hacía 10 años que no lo usaba!!! Además, me he iniciado con un nuevo compresor que tenía sin estrenar, y sobre todo con las imprimaciones, que nunca había usado.

Para ello he ido comprando los diversos materiales y útiles necesarios, tales como una cabina de pintura, cajas de CD’s para peanas de lo que voy a pintar o como cajas de limpieza del aerógrafo, poliespan, palillos, guantes, etc… todo necesario para usar el aero, y lo más importante: la imprimación y su disolvente.

Para esta primera puesta en escena, he usado la imprimación y disolvente de la marca Zero, del cual ya había leido antes, que no se trabaja muy bien pues mis pruebas corroboran lo leido: hay que diluirla y se espesa rápidamente en la boca del aerográfo. Eso me hizo tener que parar para limpiar el aero complétamente pues se atascó con la imprimación. En la siguiente etapa, con la imprimación más diluida, funcionaba muy bien, aunque no cubría del todo y que también se secaba en la boca, pero no tanto. Total, que mi inicio con esta marca y sus imprimaciones no ha sido muy satisfactoria, aunque estoy muy satisfecho del resultado final.
Pero pasemos a las fotos.
En esta primera os muestro el conjunto que he empezado a usar para el test. Un envoltorio de plástico al que he pegado diversos materiales para ver como actúan cada una de las pinturas. Hay alumino de refresco, latón, alambre, plástico, lija, etc…de todo loq eu voy usando:

En la siguiente, muestro los objetos que he querido usar para esta primera prueba: la base del cockpit, el asiento, la entrada de la refrigeración de los frenos delanteros, los pedales, los tubos delanteros y el monocasco delnatero. Todos ellos en sus respectivos soportes:

Y vamos con resultado, primero la carcasa de test. Ahí se podrían ver los gránulos de imprimación que me escupió el aero, y sobre todo, las distintas piezas. Tengo que destacar, que la imprimación se agarra perfectamente al aluminio de las latas de refrescos, y así contesto a alguna pregunta que se me hizo en el foro acerca de ello. Del resto, nada que destacar en contra:

Vamos con los pedales. Primero, pido perdón por las fotos, porque realmente me salieron muy mal. El resultado con ellos: perfecto:
El cockpit. En esta pieza tenía puestas mis dudas en cuanto a las uniones, porque eliminé mucho del original, y metí muchos materiales distintos, y no sabía que podía quedar, sobre todo en los radiadores. Una vez imprimado, mi aceptación del trabajo realizado fue muy buena, con algún detalle a corregir:

En cuanto al resto de las piezas imprimadas, nada que destacar, si no es el hecho de que he quedado bastante satisfecho:

Del asiento destacar que ,de las aberturas laterales y del  realce de la fijación delantera, que fue en lo que trabajé, no tienen nada que retocar:

Y si ponemos las partes imprimadas en el chasis, el resultado es el siguiente:

Todas las piezas imprimadas ya han sido frotadas con un bastoncillo con algodón, para eliminar esa “arenilla” que sale, y ya están listas para seguir con la fase de pintura.
En definitiva, el resultado es satisfactorio en cuanto a mi toma de contacto con el aerógrafo y su resultado, pero me resultó complicada la imprimación de Zero. Y lo mejor: que disfruté como un enano después de tanto tiempo.
Gracias por mirar y por favor, espero vuestros comentarios.
This entry was posted in Porsche 956 and tagged . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *